Campamento de verano para niños ¿Qué beneficios tienen para tus hijos?

¿Qué beneficios tiene un campamento de verano para niños?

Cuando los padres se plantean llevar a sus hijos a un campamento de verano para niños, muchas veces lo hacen empujados por la necesidad de conciliar las vacaciones escolares con las laborales. Sin embargo, hay muchas otras razones por las que estas experiencias son excepcionales para el desarrollo de nuestros hijos e hijas.

Aprender disfrutandocampamento de surf

El campamento de verano ofrece a los niños la oportunidad de aprender muchísimas cosas nuevas a través de la diversión. La mejor forma de adquirir nuevos conocimientos. Muchos de los recuerdos que tenemos de la infancia son resultado de momentos de disfrute y las experiencias que se viven en los campamentos, habitualmente se recuerdan para siempre.

Todas las actividades que se desarrollan, se planifican desde una orientación educativa. Incluso en los juegos más deportivos, divertidos o novedosos, los acampados trabajan y aprenden valores. Compartir, trabajar en equipo, desarrollar la creatividad, fomentar la autoestima, respetar el Medio Ambiente… Afianzar estos valores a través del juego es la mejor forma de que les acompañen durante toda la vida.

Desarrollo personal

campamento de verano guitarraEn muchas ocasiones los padres nos cuentan cómo sus hijos sienten que son más autónomos a la vuelta del campamento. La evolución que experimentan los niños y niñas se acelera durante el campamento de verano ya que, por primera vez para muchos, salen de casa y no cuentan con el apoyo continuo de sus padres.

Los monitores están siempre pendientes de su bienestar. Esta supervisión se realiza desde la perspectiva de hacer al niño o niña responsable de sus cosas, de una forma adaptada a cada edad. Los acampados se encargan de preparar sus mochilas, de recoger por turnos su mesa, de tener ordenadas sus cosas para no perderlas. Además lo hacen sabiendo que realizan estas tareas al igual que el resto de compañeros y que cuentan con ayuda siempre que lo necesiten. Esto les hace interiorizarlas fácilmente, por lo que muchas veces las trasladan a su rutina sin darse cuenta a la vuelta a casa.

Además de su autonomía y su responsabilidad el chico o chica desarrollará sus ganas de aprender, su curiosidad y aumentará sus ganas de experimentar nuevas cosas a su regreso.

Habilidades sociales

campamento de verano bicicletasUna de las cosas que más se trabaja en el campamento es la integración de todos los participantes. Los niños y niñas conviven 24 horas, duermen juntos, comparten mesa y trabajan en equipo en las actividades. Los grupos o explanadas se conforman por edades pero durante los tiempos libres todos disfrutan juntos, de manera que los mayores se sienten protectores de los pequeños. Las primeras actividades que se realizan al inicio del campamento siempre son juegos que facilitan que los acampados se conozcan desde el primer día.

Los niños y niñas desarrollan habilidades sociales y trabajan la solidaridad. Aprenden a respetar a sus compañeros y a compartir el material, apoyando a sus amigos en las actividades que se les den mejor y sintiéndose respaldados cuando lo necesiten.  No en vano, las amistades que se forjan en un campamento difícilmente se olvidan. Es habitual que los acampados crezcan juntos año tras año y esperen durante todo el curso su reencuentro en el verano.

Naturaleza y deporte

campamento de verano canoasLa mayoría de los campamentos de verano para niños se celebran en entornos de naturaleza. A menudo se trabaja el reciclaje y se realizan actividades de Medio Ambiente y de educación en el respeto a los animales. En Albura contamos con un entorno natural inmejorable. Practicamos senderismo de montaña y trabajamos fomento del deporte rodeados de un paisaje increíble. Gracias a la ubicación del albergue en Belmonte de Miranda, contamos también con la suerte de visitar la Casa del Lobo. Allí podemos ver en directo preciosos lobos rescatados y de aprender interesantes cosas sobre estas especies con los especialistas de la zona.

Si quieres comprobar cómo tus hijos reciben una de las mejores experiencias de su infancia, no dudes en inscribirles en un campamento de verano para niños. Es un regalo que les acompañará toda la vida.

 

Si quieres recibir más información sobre nuestras actividades déjanos tu mail:

Acepto la política de privacidad de Albura. No compartimos tus datos con nadie.

Añadir comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *